Spin, la rama especializada en micromovilidad de Ford Motor, y PONS Seguridad Vial, consultora líder en movilidad responsable, han reunido a responsables públicos internacionales, nacionales y locales junto a actores del sector privado para analizar en un encuentro híbrido celebrado en la sede de Fundación PONS el presente y futuro de la micromovilidad y su integración en las ciudades.

Durante la bienvenida, Ana Gómez Arche, CEO de PONS Seguridad Vial, ha destacado el hecho de que las tendencias que apuntaban los estudios del pasado son hoy una realidad que reclaman los ciudadanos. “Actualmente se venden el doble de bicicletas que de automóviles, y el uso de patinetes se ha multiplicado en los últimos años. Ante este cambio de paradigma se hace necesario un nuevo enfoque de la movilidad para consensuar soluciones y estrategias público-privadas que nos permitan seguir avanzando juntos en esta línea” ha apuntado.

A continuación, ha tenido lugar una mesa redonda moderada por Ignacio Alcalde, experto en Smart City y desarrollo urbano, y formada por Alfonso Gil, presidente de la Comisión de Movilidad de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP); Jorge Ordás, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la Dirección General de Tráfico (DGT);Brian Matthews, Transport Planner en el Milton Keynes City Council (Reino Unido); Sonja Knopke, jefa del Departamento de Derecho de Tráfico  de la Oficina Mühlheim an der Ruhr (Alemania); Karen Vancluysen, secretaria general de Polis Network; Filippo Brunelleschi, country manager de Spin y Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial, donde se han compartido experiencias y soluciones para abordar una nueva movilidad en las ciudades, tanto desde el punto de vista de la seguridad como de la sostenibilidad.

En este contexto, el presidente de la Comisión de Movilidad de la FEMP, Alfonso Gil, ha explicado como la etapa postpandemia ha demostrado que existe un modelo de movilidad más activa en los entornos urbanos con el que se consigue reducir el uso del vehículo de combustión privado en trayectos cortos. “Esto nos va a llevar a diseñar ciudades distintas, donde la micromovilidad y los ciudadanos que se mueven de forma activa van a tener un papel protagonista” ha apuntado. Para ello, según Gil, será clave analizar las nuevas necesidades y rediseñar los espacios urbanos, asegurando que las ciudades del futuro sean más competitivas social y económicamente.

Por su parte, Jorge Ordás, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la DGT, ha compartido con los asistentes su disposición para crear un paraguas normativo con el que lograr la pacificación del tráfico en vías urbanas para fomentar la convivencia de todas las formas de movilidad, resolver los problemas de espacio en la ciudad y promover una serie de características que tienen que cumplir los VMP para ser seguros. Creemos en el futuro de la micromovilidad pero tenemos que ser valientes porque queremos que las cosas se hagan en España. Desde DGT ya estamos trabajando en varias provincias en esta nueva movilidad más sostenible, segura e inteligente con el desarrollo de herramientas como el sistema de etiquetado y nuestra plataforma tecnológica DGT 3.0ha afirmado Ordás.

Esta colaboración entre administraciones y empresas es una visión compartida por Brian Matthews, Transport Planner en el Milton Keynes City Council (Reino Unido). Para él, «no se puede imponer al ciudadano las nuevas formas de modalidad, deben ser los ayuntamientos los facilitadores e incentivadores de esta nueva movilidad«.

La visión internacional también la ha aportado Sonja Knopke, jefa del Departamento de Derecho de Tráfico de la Oficina Mühlheim an der Ruhr (Alemania), quien ha compartido su experiencia introduciendo los patinetes y superando los retos que suponía la convivencia con una solución de movilidad cada vez más utilizada por los usuarios de su ciudad.

Por su parte, Karen Vancluysen, secretaria general de Polis Network, ha incidido en la “necesidad de que estas innovaciones del sector público y privado estén alineadas con las políticas públicas sociales y ambientales y ha explicado como trabajan para lograr un ecosistema de movilidad que cuente con el transporte público así como con el transporte individual, pero tratando de evitar el uso del coche. «Debemos impulsar políticas públicas de multimodalidad que favorezcan la integración y no la lucha entre las diferentes opciones de micromovilidad en ciudad” ha concluido Vancluysen.

Seguidamente, el asesor de PONS Seguridad Vial, Ramón Ledesma, ha afirmado que asistimos a un cambio de paradigma en la movilidad en el que el ciudadano es el nuevo eje y la ciudad debe ser el airbag del vulnerable pacificando la ciudad con nuevos límites de velocidad, desarrollando normativa específica y fomentando espacios compartidos, haciendo hincapié en el concepto “cirminar” por las “calceras”.

Por último, Filippo Brunelleschi, country manager de Spin, ha reconocido que estiman en unos ochenta los ayuntamientos de España con más de 100.000 habitantes que podrían beneficiarse de la micromovilidad, sin embargo, únicamente seis tienen regulación local adaptada para su circulación. “Es necesaria más valentía política, repensar las ciudades y educación vial para afrontar con éxito el futuro de la nueva movilidad» ha finalizado Brunelleschi.

https://youtu.be/YhMm0tuG-rw