El Consorcio formado por PONS Seguridad Vial, consultora especializada en Políticas Públicas de movilidad, y Applus+ Automotive, con más de 20 años de experiencia en el campo de la Inspección Técnica Vehicular en Latinoamérica, han finalizado el proyecto de consultoría encargado por el Ministerio de Transportes de Colombia para el diagnóstico y mejora del sistema de revisión vehicular a través de los 406 Centros de Diagnóstico Automotor (CDA) –equivalentes a las ITV españolas- que actualmente operan en Colombia.

En la actualidad, el 55% de los vehículos en Colombia no se somete a la inspección obligatoria y según datos de la Superintendencia de Puertos y Transporte, durante 2017 se realizaron análisis a 739.226 vehículos de los que el 25% no superaron la revisión.

El proyecto de consultoría, enmarcado dentro del Programa de Apoyo a la Implementación de la Política Nacional de Seguridad Vial de Colombia y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ha tenido una duración de tres meses y constó de una primera fase de análisis crítico de los centros “in situ” por el equipo de cuatro consultores de ambas empresas, que fueron los encargados de evaluar los criterios de inspección técnica, metodología y parámetros usados actualmente en los Centros de Diagnóstico Automotor.

Según Ramón Ledesma, Asesor de Pons Seguridad Vial y responsable del Proyecto, “el Ministerio de Transportes y la nueva Agencia Nacional de Seguridad Vial demuestran con este proyecto su firme propósito de avanzar en el ámbito de la seguridad vial. El factor vehículo resulta esencial en la reducción de la siniestralidad de un país”.

En una fase posterior, el Consorcio realizó un informe con propuestas de mejora para su redefinición usando referencias y parámetros de aceptación internacional enfocados a garantizar la seguridad vial y protección del medio ambiente. Por último, PONS Seguridad Vial y Applus+ Automotive celebraron tres sesiones de difusión a 109 titulares de Centros de Diagnóstico Automotor para trasladar el esquema propuesto e informar de las etapas en la transición hacia el nuevo modelo superados los 10 años de implantación de la primera revisión técnica vehicular en Colombia.

Con el objetivo de alinear el sistema a los estándares de calidad aceptados a nivel internacional, entre las principales propuestas de carácter técnico-normativo sobre el nuevo sistema propuesto está realizar un nuevo Manual de Procedimientos que sustituya a las actuales y poner en marcha el Manual de Procedimientos e Interpretación de los Resultados y el Manual de Inspección a los CDA.

Además, se propone implantar un nuevo sistema de control y fiscalización para asegurar el cumplimiento de la obligatoriedad de realizar la revisión técnica vehicular implantada de modo efectivo en Colombia en el año 2007.

En opinión de Ledesma, “las homologaciones de vehículos nuevos, por una parte, y  la revisión de vehículo en servicio, por otra, son las dos herramientas principales de las que puede hacer uso el Gobierno. Las nuevas propuestas de mejora de la revisión por los CDAS en Colombia supondrán sin duda una mejor y más rigurosa fiscalización del parque vehicular del país”, señaló el asesor de PONS Seguridad Vial.

Evolución y regulación actual de los CDA en Colombia

La revisión técnica vehicular comenzó de modo efectivo en Colombia en el año 2007. La revisión consiste en un procedimiento unificado establecido para todos los vehículos automotores mediante el cual se verifican las condiciones mecánicas, ambientales y de seguridad a través de la revisión técnico mecánica y de emisiones contaminantes realizadas en los Centros de Diagnóstico Automotor legalmente constituidos para tal fin.

Para lograr este objetivo se efectúan inspecciones al vehículo, que buscan, de un lado, detectar defectos y del otro medir parámetros específicos de funcionamiento de los automotores. Como resultado de estos procesos de detección y medición y la categorización de los mismos se podrá determinar la viabilidad de la circulación del vehículo automotor.

Durante estos 10 años se han dado pasos importantes, especialmente desde el punto de vista institucional, así como en la ordenación de la estructura: administraciones competentes, empresas concesionadas y órganos de supervisión.

De acuerdo al Decreto-Ley 019 de 2012, los automóviles nuevos de servicio particular deben realizar su primera revisión técnico-mecánica al cumplirse seis años desde la fecha de matrícula inicial. Después de eso, la deben realizar anualmente.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *