En la actualidad asistimos al nacimiento de un nuevo paradigma en la movilidad basado en el desarrollo tecnológico, y en los próximos 5 años seremos testigos de más cambios que los que hemos vivido en los últimos 50. Estos cambios afectarán al ámbito de la formación vial e impactarán en el sector de las autoescuelas, lo que hace imprescindible disponer de las claves para poder anticiparse a ellos.

Sobre este eje pivotó el debate y las propuestas de nuestra jornada “El futuro de las autoescuelas ante el nuevo paradigma de la movilidad”, celebrada en Fundación PONS e inaugurada por el director general de la DGT, Pere Navarro, quien durante su intervención insistió en la idea de que la seguridad vial es un binomio entre educación y control. Para ello, Navarro defendió la necesidad de crear una política de Estado para impulsar la formación vial en España.

Actualmente, únicamente el 34% por ciento de los 28 millones de conductores censados en España supera el examen de conducir en primera convocatoria, cuando hace 45 años la cifra se situaba en el 64%. Estos datos evidencian la necesidad de buscar soluciones y realizar cambios en el modelo de formación para revertir la tendencia.

En este sentido, María Lidón, subdirectora General de Formación y Educación vial de la DGT, puso el foco en la importancia de mejorar la formación en habilidades y conocimientos, introduciendo nuevos elementos más interactivos y cercanos a la realidad en las pruebas, y confirmó la intención de crear un sello de calidad para las autoescuelas e impulsar la formación reglada, reconocida por el Ministerio de Educación, del profesor de autoescuela para garantizar su futuro y dignificar su figura.

María Lidón también reclamó la puesta en valor de la concienciación y la figura del profesor de autoescuela como factor clave para mejorar la seguridad vial en España. “Más que el conocimiento de la norma, lo que más influye en una conducción segura es la educación en valores” concluyó Lidón.

Nuestra directora general de PONS Seguridad Vial, Ana Gómez Arche, explicó los niveles de automatización de los vehículos y su impacto en la formación vial de los conductores, concluyendo que el futuro de las autoescuelas pasa poner en valor tres aspectos: el tecnológico, el valor social y el negocio. “Las autoescuelas que sepan integrar la tecnología en sus modelos de negocio tendrán una ventaja competitiva clave en la nueva movilidad” ha afirmado. Sin olvidar la importancia de la seguridad vial, Gómez Arche también apuntó que “el factor humano es la enfermedad, tanto en la nueva como en la antigua movilidad, y la formación vial es su medicina”, aspecto en el que tienen un fundamental las autoescuelas.

También participaron en la jornada Javier Hernández-Luike, CEO de Luike Iberoamericana, Rut Martínez Borda, profesora titular de la Universidad de Alcalá de Henares, y nuestro asesor de PONS Seguridad Vial, Ramón Ledesma, quienes también concluyeron en la necesidad de actualizar la educación en las aulas de las autoescuelas a los nuevos tiempos.

El CEO de Luike y Autofácil, Javier Hernández-Luike, afirmó que las nuevas formas de movilidad “no cierran puertas a las autoescuelas, las abren”, pues estos nuevos modelos de movilidad compartida – carsharing, motosharing – y los VMP también necesitan sus propios permisos de conducir. “Hay que animar a los jóvenes a seguir sacándose licencias de conducción para que puedan aprovecharse de todas las nuevas formas de movilidad que actualmente se les presenta” manifestó.

Por su parte, Ruth Martínez Borda, profesora titular de la UAH y también directora académica del Curso Executive en Gerencia Pública de la Seguridad Vial de la Escuela PONS, compartió con los asistentes nuevos modelos de formación útiles para la concienciación vial con el objetivo de asegurar una continuidad en la formación, garantizando que el objetivo de los alumnos no sea únicamente aprobar y después olvidar. “Hay mucho más después de superar la prueba de conducción. Nadie nos dice que en el día a día existen casos que no aparecen en el test del examen” advirtió Martínez Borda.

Por último, nuestro asesor de PONS Seguridad Vial, Ramón Ledesma, apoyó las ideas comentadas durante la jornada e insistió en la importancia de impulsar una política de Estado de educación vial y crear un Grado en Formación Vial con el objetivo de adecuar a los tiempos el modelo de formación actual y dignificar la figura del profesor de autoescuela.

En conclusión, “las nuevas formas de movilidad nos dan la oportunidad de generar nuevos modelos de formación para adaptarnos a los tiempos y a la tecnología” sentenció Ledesma.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *