PONS Seguridad Vial participa junto a otras 12 entidades europeas repartidas entre Alemania, Austria, Bélgica, España e Italia.

Este mes de junio se ha lanzado oficialmente el proyecto europeo LABYRINTH, en el que nuestra consultora aportará su conocimiento y experiencia en el ámbito de la movilidad para desarrollar los escenarios necesarios, y su posterior validación, para la seguridad del transporte por carretera y también se encargará de coordinar el paquete de trabajo de los regulatory issues para asegurar que todas las posibles aplicaciones desarrolladas como servicios piloto en la navegación con drones cumplan con los requisitos reglamentarios y legislativos para poder convertirse, en un futuro, en soluciones comerciales en el espacio de la UE. El principal objetivo del proyecto es la optimización del tráfico de drones para facilitar su circulación en áreas muy densificadas y fomentar su uso.

PONS Seguridad Vial participa junto a otras 12 entidades europeas repartidas entre Alemania, Austria, Bélgica, España e Italia, y entre las que se encuentran Universidad Carlos III de Madrid, Expace on Board Systems, DLR, la DGT, la división de I+D de Telefónica, PKF Inncome, el INTA, Eurocontrol, DIN, la autoridad del Sistema portuario del Mar Ligure Oriental, el Ayuntamiento de Madrid y el Instituto de Tecnología Austriaco.

El reto será facilitar el tráfico aéreo no tripulado en ciudades y otras áreas sensibles a sufrir congestión. En este escenario la actual gestión del tráfico no será suficiente para evitar colisiones y otros problemas derivados de la congestión aérea. A corto plazo y según un informe de la consultora Gartner, el segmento de drones empresariales experimentará un notable auge en los próximos años impulsado, sobre todo, por su uso en sectores como la construcción para actividades de monitorización, así como de el de la logística o el de vigilancia y control de vías en el caso de las fuerzas y cuerpos de seguridad de los Estados. Las previsiones apuntan que el número de drones en estos ámbitos de actividad profesional alcanzarán 210.000 drones en 2020, y cerca de 500.000 para finales de 2023.El reto será facilitar el tráfico aéreo no tripulado en ciudades y otras áreas sensibles a sufrir congestión. En este escenario la actual gestión del tráfico no será suficiente para evitar colisiones y otros problemas derivados de la congestión aérea.

Por ello LABYRINTH investigará un nuevo sistema de planificación centralizada, capaz de comunicarse con todos los drones activos en un área determinada e identificar su trazado de dirección para calcular rutas alternativas que eviten colisiones. Este enfoque está siendo investigado también por la NASA, quien está trabajando para crear centros de control de vuelo para la gestión autónoma de drones.

En concreto, LABYRINTH pretende centrar sus esfuerzos en disponer un óptimo servicio de tráfico de drones para mejorar la seguridad y eficiencia del transporte civil terrestre, marítimo y aéreo, así como mejorar la ejecución de operaciones de emergencia y rescate. Para cometer este ambicioso proyecto, se ha reunido a 13 entidades y centros de investigación europeos líderes en el sector del transporte, aviación, investigación, emergencias, así como de servicios accesorios.

Durante 3 años se trabajará en el diseño y desarrollo de aplicaciones capaces de revolucionar el transporte de drones y acelerar los cambios regulatorios que permitan su implementación en la Unión Europea. Este avance ofrece un abanico enorme de aplicabilidad y nuevos modelos de negocio que abren la industria de drones a nuevos mercados.

dron, drone, drones

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *