El desafío de la movilidad segura y sostenible es ya una realidad que reclama ser abordada. Un concepto nacido de la preocupación por los problemas medioambientales y sociales ocasionados por la generalización, durante la segunda mitad del Siglo XX, de un modelo de transporte urbano basado en el automóvil particular.

Un modelo que presenta numerosos inconvenientes, entre los que destacan la contaminación del aire, el consumo excesivo de energía, los efectos sobre la salud de la población o la saturación de las vías de circulación y que han provocado una voluntad colectiva por encontrar alternativas que ayuden a paliar los efectos negativos del actual sistema y a idear un nuevo planteamiento.

Para abordar este nuevo contexto en el que se abren paso nuevas alternativas y planteamientos que conviven al mismo tiempo otros sistemas tradicionales, el Centro de Estudios PONLE FRENO-AXA ha organizado este jueves las Jornadas 3.0, coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad. Una mesa redonda moderada por el presentador de Deportes de Antena 3 Noticias, Manu Sánchez, que ha contado con la participación de Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial; Francisco Olmedo, director de Movilidad de AXA España; Hunab Moreno, Country Manager de Mobike España; Eduardo Amoedo, portavoz de la Asociación de usuarios de Vehículos de Movilidad Personal; Alfonso Gil Invernón, teniente Alcalde Delegado del Área de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao; y Jorge Ordás, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La irrupción de nuevos vehículos y sistemas de transporte, como los Vehículos de Movilidad Personal (VMP), junto a la mayor proliferación del uso de la bicicleta, sin olvidar el transporte público y los desplazamientos a pie han centrado gran parte de la mesa redonda.

El director general del Centro de Estudios PONLE FRENO-AXA, Josep Alfonso, ha asegurado en la inauguración de las Jornadas que “estas nuevas formas de movilidad han llegado para quedarse y la situación afecta y está afectando a los accidentes y a la siniestralidad”, por lo que ha manifestado que “tenemos que seguir avanzando, no solo en su regulación, sino también en poner el foco en la convivencia”.

DGT: “La acera es para el peatón”

Para el subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la Dirección General de Tráfico (DGT), Jorge Ordás, “la acera es para el peatón, no podemos tolerar la gran siniestralidad que sufre en las ciudades y ningún vehículo debería circular por ella si no es por una necesidad especial”. “Tenemos que apostar por la movilidad a pie, el transporte público, el ‘sharing’ y los coches con más personas, buscar ese balanceo entre todos”, ha asegurado Ordás, para el que “la movilidad nunca debe convertirse en un motivo de valoración político, es un bien común, la política de movilidad no puede ser algo radical, sino paulatino”.

El portavoz de la Asociación de usuarios de Vehículos de Movilidad Personal, Eduardo Amoedo, ha defendido que los vehículos de movilidad personal deberían regirse al menos por la misma normativa que los ciclistas y ha reclamado una regulación más clara: “Es absolutamente imposible moverse de forma sostenible por Madrid siguiendo la normativa”, ha asegurado para incidir en que las distintas ordenanzas que aplican cada ayuntamiento hacia estos vehículos “son muy complicadas de seguir y muy desconocidas para el usuario”. “La gente acaba circulando por las aceras porque no se aclara con la normativa”, ha asegurado para incidir en que “si el usuario de este tipo de vehículos sigue teniendo impedimentos para usar este tipo de vehículos, va a seguir sentado en su coche sin buscar alternativas”.

Ordás ha defendido que “la DGT es muy valiente intentando pacificar la ciudad, estamos haciendo un ejercicio para crear un marco de convivencia en la ciudad”. “No debéis vernos como contrarios, sino como alguien que está intentando habilitar una normativa seria”, ha insistido, al tiempo que ha asegurado que, a este respecto, vamos por delante de muchos países. “Nuestra apuesta es que vayan desapareciendo coches bien a través del ‘sharing’ o del transporte público”, ha remarcado.

Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial, ha asegurado que, de los 60.000 accidentes en vías urbanas que dejaron 489 fallecidos, cinco fueron por VMP”, por lo que ha remarcado que no nos “deslumbremos” por el fenómeno de los patinetes, “no pueden centrar el debate de la Seguridad Vial, los centros de siniestralidad siguen estando en peatones, ciclistas y motoristas”. Ledesma coincide en que “la acera es para el peatón” y que el problema llega porque «hace 100 años todo se diseñó en dos partes, calzada para circular y acera para caminar, pero ahora la regulación está pidiendo la ‘calcera’”, ha expresado, por lo que a su forma de ver habría que trabajar, además de en la normativa, en la infraestructura de las ciudades.

Recuperar y compartir el espacio público

También para Alfonso Gil Invernón, teniente Alcalde Delegado del Área de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao, ciudad en la que el vehículo privado solo representa el 11% del uso, “la acera es incuestionable, ni bicicletas, ni vehículos, lo primero es el peatón”. Ante el nuevo panorama, Invernón considera que “las ciudades vamos a tener que tomar decisiones complejas. La DGT ha hecho una labor y tiene que seguir haciendo más, al igual que la federación de municipios y provincias”, ha concluido al tiempo que apuntaba que “tenemos que recuperar el espacio público compartido, los chavales tienen que recuperar esa sana costumbre de ir tranquilamente al colegio”.

Fran Olmedo, director de Movilidad de AXA, ha manifestado, por su parte, que «las compañías de seguros tenemos que dar soluciones para que los nuevos vehículos de movilidad personal puedan circular con seguridad”. Igualmente, ha señalado que “los colectivos vulnerables están sufriendo un repunte de la siniestralidad y las compañías de seguros tenemos el reto de dar respuesta a esta nueva realidad «. Así, ha señalado que “existen plataformas que demandan seguros y personas que reclaman mayor seguridad”, por lo que, a su juicio, “hay que encontrar entre todos un marco que regule esta nueva realidad”.

Según ha apuntado, por su parte, Hunab Moreno, Country Manager de Mobike España, “el 60% de viajes de coches es de menos de 10 kilómetros y el 50% de las ciudades está dedicado a la infraestructura para el coche. Nos falta en las ciudades espacio para que se puedan usar las nuevas alternativas”. “Hay cierta fricción entre los que entramos y los que están. China tiene una de las ciudades mas contaminadas del mundo, desplegando estas flotas hemos conseguido que un 50% deje de usar allí el coche”. “Estos vehículos tienen una gran disposición para generar el cambio. Es necesario que en algún momento se dejen de usar coches, porque no hay espacio”, ha finalizado.

Tal y como impulsa PONLE FRENO en su reciente campaña “Te muevas como te muevas, hazlo de forma segura”, todos podemos y debemos convivir haciendo un uso racional y seguro de las diferentes opciones de movilidad. Pensar dónde queremos ir, cómo podemos hacerlo y elegir aquella alternativa más eficiente y adecuada a las circunstancias, sin olvidar por supuesto la seguridad vial.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *