Madrid, 20 de enero de 2016. PONS Seguridad Vial, empresa líder en consultoría estratégica pública y privada en materia de movilidad responsable, ha publicado un estudio con el objetivo de analizar la realidad del sector de la formación relacionada con los nuevos conductores en nuestro país tomando como referencia el número de permisos y la evolución del número de centros de formación vial en España durante el último año.

Así y según los datos del informe, extraídos de la Dirección General de Tráfico, la expedición de permisos durante el año 2015 experimentó un notable crecimiento del 7,8%, lo que supone prácticamente duplicar el ritmo de crecimiento registrado en 2014 donde se inició el cambio de tendencia en la expedición de permisos de conducir con una subida interanual del 4,2%. Por su parte, la apertura de nuevas autoescuelas y secciones -oficinas bajo una misma enseña comercial-, continuó la tendencia alcista y cerró 2015 con 6.098 nuevos centros de formación vial, un 1,6% más que en 2014, y 9.206 sucursales para cerrar el año con un 0,44% de subida.

Según Shara Martín, directora general de PONS Seguridad Vial, los datos “refuerzan la tendencia positiva iniciada en 2014 y nos hacen ser optimistas respecto al crecimiento de la futura demanda de más formación vial para las autoescuelas en 2016. Sin el efecto de la huelga de examinadores, el año pasado hubiera sido incluso más positivo dado que hasta agosto, según nuestros datos, la expedición de permisos crecía por encima del 15%”.

Los permisos tipo A y B registran las mayores subidas

Atendiendo a las diferentes modalidades de permiso de conducción, durante los últimos doce meses destacó en España la subida del Tipo A, el cual habilita la conducción por la vía pública de motocicletas de cualquier potencia y peso así como de todos los vehículos autorizados por los permisos AM, A1 y A2. Este tipo de permiso registró un crecimiento del 42,9% en solo doce meses hasta un total de 31.319. En el caso de los permisos A1 y A2, vinculados a la habilitación para conducción de motocicletas con menor cilindrada, el incremento es menor aunque por encima de la media, concretamente de un 12,7% internanual.

Por su parte, el permiso más demandado por los conductores españoles, el Tipo B de turismos, creció en más de 18.000 expediciones cerrando el año en 465.165 permisos, un 4% que en 2015.

Por encima de la media nacional, y como consecuencia de la mejora de la actividad económica, tal y como refleja el informe, también destaca el crecimiento del permiso Tipo C y el C1 – que habilitan la conducción de automóviles cuya masa máxima autorizada exceda de 3.500 kg y cuyo número de asientos no exceda de nueve- creció significativamente el último año, con cinco mil nuevas expediciones y una subida del 15,9% hasta 36.781 permisos.

Por último cabe destacar la situación del permiso Tipo E, que habilita el acoplamiento de diferentes tipos de remolque o vehículos acoplados, el cual contabilizó un notable crecimiento del 26,7% con 42.279 nuevos permisos expedidos a cierre de 2015.

Cataluña lidera la recuperación; Canarias el crecimiento

En relación a la expedición de permisos por comunidades autónomas, el informe elaborado por PONS Seguridad Vial refleja cómo la recuperación no resulta homogénea si analizamos la realidad de cada una de las regiones de España. Frente a las tres regiones -La Rioja (-4,8%), Navarra (-3%) y País Vasco (-0,3%)- y las Ciudades Autónomas de Ceuta (-1,1%) y Melilla (-0,1%) que registraron caídas, todas las demás cerraron 2015 con subidas aunque con ritmos de crecimiento muy dispares entre ellas.

Así, destaca la situación de Cataluña que con una subida del 12,2% -por encima de la media- se mantuvo como la segunda comunidad de España con  mayor número de nuevos permisos expedidos: 113.918, una cifra solo superada por Andalucía, donde se expidieron 131.431 permisos –un 2,8% más-, lo que supone en todo caso un ritmo inferior de crecimiento respecto a la media general. En tercer lugar se encuentra la Comunidad Valenciana que cerró el año con 85.249 tras crecer un 9,4%, superando por sólo 82 permisos a la Comunidad de Madrid, cuarta en el ranking con un total de 85.167 permisos en 2015 (un 7,9%),.

Cabe destacar la especial situación de Canarias, que registró la mayor subida porcentual a nivel nacional tras lograr crecer un 28,4% en la expedición de nuevos permisos de conducir, con 42.235 carnés más. Por su parte, Islas Baleares creció también muy por encima de la media, con cerca de tres mil permisos más y un 13,8 por ciento de incremento, mientras que la Región de Murcia se anotó un 15,8% más de nuevos permisos, el doble que la media en España hasta un total de 27.777, lo que supone casi cuatro mil nuevas expediciones en los últimos 12 meses.

Los centros de formación vial mantienen la tendencia alcista

Según apunta el informe publicado por PONS Seguridad Vial, durante el año pasado nuestro país registró la apertura de 96 autoescuelas, a los que habría que sumar otras 40 nuevas secciones de una misma enseña comercial (sucursales).

En el caso de las nuevas autoescuelas, la subida supone un leve incremento del 1,6% interanual hasta cerrar en un total de 6.098 y de un exiguo 0,44% de subida en el de las secciones, para un total de 9.206. Sin embargo y a pesar de la crisis iniciada en 2008, el número de nuevas autoescuelas ha crecido de forma ininterrumpida durante los últimos siete años con 951 nuevos centros, lo que supone un 18,5% más que las 5.174 registradas aquel año.

Para Shara Martín, directora general de PONS Seguridad Vial, los datos del año pasado muestran una ralentización en el ritmo de crecimiento, “algo positivo para el sector, ya que parece que la oferta se está ajustando a la demanda lo que supondrá mayores garantías de supervivencia empresarial para aquellas autoescuelas que ofrezcan mejor calidad en la formación”.

Por Comunidades Autónomas, las regiones con un crecimiento por encima de la media fueron La Rioja, que a pesar de ser una de las regiones con decrecimientos en el número de permisos, las autoescuelas crecieron un 4,4%. En segundo lugar se encuentra Cantabria, con un crecimiento del 4,3% seguido de Islas Baleares con un 4%. Las únicas regiones que registraron caídas en el número de autoescuelas fueron País Vasco, donde bajaron un 1,9% (cuatro centros menos), y la Ciudad Autónoma de Melilla, donde se registró el cierre de una autoescuela el año pasado.

En términos absolutos, Andalucía (1.473), Cataluña (851), Comunidad Valenciana (705) y Comunidad de Madrid (571) son las regiones con un mayor número de autoescuelas, representando juntas el 60% del total de centros de formación vial en España en 2015.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *