El pasado mes de octubre se celebró el I Congreso Prevencionar, en Madrid, que contó con la asistencia de más de 900 profesionales en prevención de riesgos laborales y que tenía como objetivo conocer las últimas tendencias y mejores prácticas realizadas por las personas, asociaciones, empresas, entidades, etc., en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo y la promoción de la salud en los entornos laborales.

Gracias al conocimiento y la experiencia que PONS Seguridad Vial tiene en materia de seguridad vial presentó una formación “in house” durante el congreso, una experiencia muy enriquecedora y que recibió un feedback positivo. El curso está diseñado con el objetivo de orientar y actualizar los conocimientos sobre las nuevas tecnologías aplicadas a los vehículos, combinando una parte teórica con una práctica en un simulador donde poner en práctica pruebas del uso del ABS, EPs y aquaplaning, entre otras. La formación finaliza con un circuito de seguridad vial donde se sensibiliza a los conductores, mediante unas gafas de simulación, sobre los riesgos de conducir bajo los efectos del cansancio, estrés, drogas y alcohol.

Las estadísticas nos dicen que detrás de aproximadamente el 90% de los accidentes de tráfico está el factor humano (las distracciones se han posicionado como la principal causa de accidentes) seguido de cerca de la velocidad. Ambos factores están íntimamente ligados a condiciones psicofísicas como la fatiga y el estrés, entre otros. Por lo tanto, una mayor información, concienciación y formación en el ámbito laboral podría ser una magnífica ayuda para reducir los accidentes de tráfico en el trabajo.

Según los datos del IV Estudio de “Españoles ante la Nueva Movilidad” en el que PONS Seguridad Vial participa, sorprende el hecho de que todas las empresas tengan planes de prevención en riesgos laborales, y sin embargo, poco más del 10% de los trabajadores reconozca que ha recibido cursos de seguridad vial en su entorno laboral, cuando en 2016 más del 30% de los accidentes de trabajo mortales han sido por un accidente de tráfico. Es más, los accidentes de trabajo mortales a causa del tráfico aumentaron en 2016 un 20% respecto a 2015. Para David González, director de Desarrollo de Negocio de PONS Seguridad Vial, “es importante recordar que los sistemas de prevención de riesgos laborales de las empresas deberían integrar los riesgos derivados del tráfico y de la movilidad de sus trabajadores (incluyendo los desplazamientos in itinere), por coherencia y responsabilidad empresarial”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *