Cuando hablamos de conductores kamikazes estamos pensando en un conductor que circula en sentido contrario, normalmente en vías de un solo sentido (autovía o autopista) ya que cuando ocurren en carreteras convencionales donde los dos sentidos están en la misma calzada, es difícil determinar si se trataba de un conductor kamikaze o un cambio de carril involuntario.

 

Coloquialmente les llamamos kamikazes, pero deberíamos cambiar el nombre a este tipo de conductores.

La palabra kamikaze viene de la II Guerra Mundial cuando los pilotos japoneses estrellaban sus aviones contra los barcos enemigos. Estos pilotos estaban en guerra y luchaban por unos ideales, tenían una justificación. En el tráfico, son pocos los kamikazes que tienen intención de suicidarse.

La DGT denomina a estos conductores CCC (Conductores en Conducción Contraria).

 

Podemos distinguir varios tipos de conductores kamikazes:

  • Por error.- Son la mayoría de los casos. Se deben normalmente a un despiste, poca visibilidad o a una mala interpretación de la señalización.
  • Por exceso de alcohol o drogas.- Provocan desinhibición y conductas agresivas, competitivas y violentas.
  • Una apuesta o reto, normalmente mezclados con drogas o alcohol.
  • El suicida. Es el caso menos habitual. En este caso no le importa acabar también con la vida de otras personas como ocurrió recientemente con el piloto que estrelló el avión cargado de pasajeros.

 

Hay que resaltar que en los últimos años ha habido un incremento considerable de estos casos.

 

PREVENCIÓN

En los casos de alcohol, drogas y conducción temeraria la prevención pasa por una mayor educación vial y un mayor rigor en la aplicación del Código Penal.

 

En el caso de los despistes, hay dos vertientes, para los conductores y para el responsable de la vía.

En muchos casos se trata de personas mayores. Aquí es necesario el rigor en los reconocimientos médicos periódicos que permitan detectar conductores con déficit de atención.

Con respecto a la vía, se trataría de detectar los puntos conflictivos y solucionarlos.

En algunos países europeos, existe una señalización informativa específica que se pone en las salidas de autopistas y autovías para evitar que un conductor despistado pueda entrar por ellas.

Aquí, la tecnología sería de gran ayuda. Pasaría por detectores a la entrada de las autovías que alertaran al conductor, a los centros de control de tráfico y a la Guardia Civil; y por otro lado un detector en el vehículo que avisara al propio conductor que está circulando en sentido contrario.

 

SANCIONES

En principio se trataría de una sanción por circular en sentido contrario al habitual que tiene una multa de 500 euros y una retirada de 6 puntos en el permiso.

En casos extremos, si se ha puesto en peligro la vida de las personas, el Código Penal establece penas de privación de libertad de hasta 5 años y retirada del permiso de hasta 10 años.

 

¿QUÉ PODEMOS HACER ANTE UN CONDUCTOR QUE CIRCULA EN SENTIDO CONTRARIO?

  • Si se detecta a un conductor circulando en sentido contrario, lo mejor es hacerse ver porque en la mayoría de las ocasiones no pretenden chocar con otros vehículos. Lo mejor es encender las luces. Si es de noche que no sean las largas para evitar deslumbrarle.
  • No frenar bruscamente para evitar que otros conductores que circulan detrás puedan chocar con nosotros.
  • En caso de que se acerque a nosotros, apartarnos hacia la derecha ya que su tendencia será circular por nuestro carril izquierdo porque cuando se trata de un error creen que circulan por una calzada de un carril para cada sentido.
  • Una vez que haya pasado el peligro, avisar inmediatamente a la Guardia Civil o Policía.

 

SI POR ERROR NOS ENCONTRAMOS CIRCULANDO EN SENTIDO CONTRARIO

  • Si se trata de una autopista o autovía, no intentar dar la vuelta sin ayuda.
  • Lo mejor es detenerse inmediatamente, hacerse ver con todas las luces posibles y abandonar el vehículo, con el chaleco puesto, y apartarse fuera de la calzada y del arcén.
  • Llamar a la Policía o Guardia Civil
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *