Parafraseando a la mítica obra de Fernando Fernán Gómez, las cifras de los últimos años demuestran que las bicicletas no solo son para el verano, tal y como reflejan cada año los balances anuales que publica la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE). Cada año desde que tienen registros, En España se aprecia un sostenido aumento en la venta de bicicletas, excepto en el año 2018 donde hubo una ligera caída del 6%, que supuso una pausa temporal para retomar con una subida récord de más del 20% que experimentaron las ventas de bicis durante el año pasado.

Fuente AMBE

La venta de bicicletas aumenta así a un ritmo sostenido, muy distinto al de la la venta de eléctricas que aumenta a un ritmo mucho mayor, pasando de las 10.000 en 2013 a las más de 142.000 en 2019. Y en 2020 los resultados serán aplastadores en favor de la bicicleta, favorecidos por el COVID-19. Estos datos nos indican que la bicicleta cada vez más, es utilizada como un medio de desplazamiento alternativo a los turismos de cuatro ruedas. El futuro de las dos ruedas, especialmente en ciudad, es alentador.

En 2019, por primera vez la venta de bicicletas superó la matriculación de turismos en España.

Fuente: AMBE | ANFAC

¿A QUÉ SE DEBE ESTE AUMENTO?

Desde PONS Seguridad Vial creemos que se están imponiendo sus múltiples ventajas sobre cinco ámbitos:

Salud

  • Mejora de la salud física y mental.
  • Tonifica los músculos.
  • Mejora el sistema respiratorio y cardiaco.
  • Reduce el riesgo de infarto.
  • Incrementa la esperanza de vida.
  • Reduce el sedentarismo, combatiendo la obesidad.

Movilidad

  • Medio más eficiente para desplazamientos hasta los 8 km.
  • 7 veces más eficiente que el automóvil en términos de ocupación de espacio durante la circulación.
  • El tiempo del trayecto es más previsible que mediante vehículos de motor.
  • Mejora la seguridad vial en su conjunto.
  • Se aparca fácilmente.
  • Minimiza la presión sobre el transporte público.

Economía

  • Reduce el coste en el transporte.
  • Genera empleo e inversiones.
  • Favorece la economía local y rural.
  • Crea tejido tecnológico e industrial.
  • Contribuye a la reducción del gasto sanitario.

Sostenibilidad

  • No produce ruidos.
  • No genera emisiones de gases o partículas.
  • Contribuye al ahorro energético.
  • Reduce la congestión y el estrés del tráfico.

Deporte

  • Se puede realizar individualmente o en grupo.
  • Se puede practicar en cualquier lugar.
  • No genera emisiones de gases o partículas.

¿CÓMO SERÁ EL FUTURO?

Con el COVID-19 y el posterior confinamiento se ha producido un “boom” de la bicicleta, siendo recomendada como medio de transporte por la Organización Mundial de la Salud para desplazamientos por la ciudad al permitirte mantener la distancia física recomendable. Además se ha favorecido su uso por la caída del transporte público, al ser un foco de riesgo para el contagio y por la reducción del número de vehículos, principalmente turismos, que habitualmente colapsan las vías urbanas.

Con la reducción de la movilidad y el uso de una movilidad alternativa se ha reducido la contaminación, siendo en España y durante el mes de Abril la caída máxima de las emisiones según el estudio que se ha publicado en la revista «Nature Climate Change» del 31,9%, siendo el transporte por carretera el responsable del 43% de las emisiones de CO2.

Desde muy diversos sectores reclaman que se aproveche este empoderamiento de la bicicleta durante el confinamiento como medio de transporte alternativo, en detrimento del turismo, por sus múltiples ventajas, especialmente relacionadas con la movilidad y la contaminación.

Para favorecer el uso de la bicicleta en la era “post COVID” se deben pacificar las vías, haciendo seguro el desplazamiento sobre las dos ruedas. Por ello se debe:

  • Reducir la velocidad en las vías urbanas.
  • Crear vías ciclistas y carriles bici.
  • Restringir el tráfico en determinadas ciudades y zonas.

Además de favorecer la compra y uso de la bicicleta, tenga en cuenta que el 85% de las muertes como consecuencia de los accidentes de tráfico en ciudad son vulnerables (peatón, ciclistas y motoristas). Por ello hay que reducir la velocidad en ciudad, máxime si tenemos en cuenta que:

  • A 80 km/h en caso de atropello fallecería casi el 100% de los vulnerables.
  • A 50 km/h fallecería el 50%.
  • A 30 km/h solo fallece el 5%.

El 30 km/h en la ciudad es el airbag del vulnerable.

PONS Seguridad Vial

COVID-19

Al utilizar la bicicleta, especialmente si la has aparcado en la calle, puede contener algún resto de COVID, por ello debes desinfectar, necesitando para ello una mascarilla, toallitas, unas gafas protectoras y unos guantes desechables para evitar el contacto. Una solución de 1 litro de agua y dos cucharadas soperas de lejía. Debes limpiar todas las partes que hayan estado en contacto con el suelo, con tus manos o las de los demás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *