Estamos asistiendo, con preocupación, a un cambio de ciclo en la reducción continua en víctimas de accidentes de tráfico que venía ocurriendo desde 2003. En 2016 se ha confirmado la subida de un 2,6% en los fallecidos a 24 horas en vías interurbanas. En este sentido, es necesario poner en marcha de inmediato una serie de medidas tendentes a atajar esta preocupante subida.

Debemos incidir en las carreteras convencionales con calzadas con doble sentido de circulación dado que es ahí donde se producen el 75% de los fallecidos en carretera, reduciendo el límite de velocidad a 90 km/h en este tipo de vías.

Hemos de seguir insistiendo en los usuarios vulnerables, en especial las motocicletas y los ciclomotores: a pesar de la reducción en 2016, 1 de cada 5 fallecidos lo son en este tipo de vehículos. Por ello, es fundamental poner en marcha un Plan de Motocicletas.

En el ámbito de la seguridad vial laboral es prioritario que se implementen medidas sistemáticas, consolidadas y sostenidas puesto que, de enero a octubre de 2016, han fallecido 172 personas por accidente laboral de tráfico, un 30% más que en 2015.

Obviamente, aplaudimos el Pacto de Estado anunciado por el actual Director General de Tráfico,  Gregorio Serrano, así como su voluntad de poner en marcha un paquete urgente de medidas para volver a la senda positiva en la reducción de accidentes de tráfico. Aunque,  a nivel institucional apostamos por dar un nuevo paso adelante con la creación de una Secretaría de Estado de Movilidad y Seguridad Vial.

El objetivo que ha de regir nuestras acciones siempre ha de ser la visión de que, en el ámbito de la seguridad vial, siempre se puede y se debe mejorar. Ahora que ya conocemos los problemas, sólo queda ponernos en marcha.

 

 

Por Shara Martín, directora general PONS Seguridad Vial

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *